Los Jardines del Palacio

Proyecto de recuperación  del jardín de invierno

Los trabajos de muros y la campaña arqueológica llevada a cabo en este singular jardín, han revelado información fundamental para conocer cómo era este espacio único. Entre estos hallazgos destacan el descubrimiento de varias fuentes, sus conducciones hidráulicas y la colorida rocalla de la fuente adosada al muro.

 De los Jardines del Palacio de los Duques de Frías creados durante los siglos XVI Y XVII, que antaño fueron la admiración de reyes y cortesanos, aún se conserva su distribución original que se adapta a la ladera del cerro. Estos, estructurados en 6 terrazas escalonadas, permitían desde ellos disfrutar de unas impresionantes vistas.

En la zona más alta de la ladera se distinguen dos terrazas alargadas,llamadas en el plano histórico "Lonja" y "Banco para verduras", estando esta última destinada a la producción hortícola. En la zona más baja se encuentran cuatro jardines dispuestos en forma de L, llamados "Jardín más alto", Jardín "En ondo" o como se conoce actualmente Jardín de Invierno, y otro "Jardín en Alto". Estos últimos tienen un marcado carácter ornamental, debido a la existencia de fuentes centrales en todos ellos, algunas de las cuales ya han sido encontradas en los trabajos de arqueología llevados a cabo en estos jardines.

Para surtir de agua a los jardines, existía una noria entre el Jardín "en Ondo" y el "Jardín en Alto", actualmente desaparecida, que la trasladaba desde la zona exterior de la muralla hacia el interior del recinto. Esta surtía a unas acequias que se encontraban en la muralla y que por gravedad abastecía a las diversas fuentes.

El Jardín de Invierno se localiza en la zona más baja de la ladera, en un espacio hundido respecto al resto de los jardines, residiendo su singularidad en las condiciones que proporciona esta situación. El soleamiento de la mañana, el resguardo del viento y su gran privacidad, hacía de este jardín el lugar perfecto para el disfrute de los Duques de Frías durante esta estación del año. En la actualidad, ha sido objeto de varios trabajos como la consolidación de sus muros o una campaña arqueológica que ha revelado información fundamental  acerca de este singular espacio. Destacan el grutesco y el vaso de la fuente, actualmente protegidos; Los restos de una fuente circular, diversas conducciones hidráulicas y la balaustrada que remataba el muro perimetral del jardín. Igualmente, en esta campaña arqueológica se ha trabajado sobre el Jardín en Alto, en el que se ha encontrado la base de una fuente central que en su día organizaba un espacio cubierto, desde el que contemplar el paisaje circundante. 

Reproducción en 3D del jardín y de los sistemas hidráulicos